domingo, 25 de noviembre de 2018

domingo, 18 de noviembre de 2018

De Buenos Aires en noviembre, Jacarandás y controversias...

Como si no fueran suficientes las diferencias políticas, si es mejor el dulce de batata o el de membrillo, el pan dulce con frutas  o sin ellas (no incluyo si las empanadas de carne llevan pasas de uva porque eso es una aberración), el team verano vs el team invierno y ni hablemos de  River y Boca (o el resto de los clásicos barriales); llega noviembre y hay un nuevo tema para debatir: las flores del Jacarandá… ¿son lilas o celestes? 

Si bien se pueden encontrar en cualquier lado porque es una de las especies de árboles más comunes de la ciudad, en  algunas zonas de Buenos Aires los Jacarandás son mayoría y  generan una postal preciosa.

Ya que en eso estamos de acuerdo,  traigo mi aporte a la polémica… sumando polémica: en un día soleado como el de hoy sus flores hasta parecen un poco rosadas.


Comparto esta infografía del diario La Nación con explicación, historia y mapa que está genial.
¡Buen domingo!

domingo, 11 de noviembre de 2018

Despistes y franquezas - Mario Benedetti.


Adoro “Despistes y franquezas” de Mario Benedetti. Es un libro que me gusta regalar, pero de un tiempo a esta parte es difícil de conseguir en papel… hasta en mi biblioteca: ¡no sé a quién se lo presté! pero hoy me di cuenta de que ya no lo tengo. Por suerte, está incluido en sus “Cuentos Completos”, así que me queda en esa versión.

Se lo define como un “entrevero” de relatos, microcuentos, algún que otro poema y más...
En sus páginas se puede navegar por distintos climas y formas de contar.

A las pruebas me remito:



¡Buen domingo!

domingo, 4 de noviembre de 2018

De queísmos y dequeísmos

Estoy convencida de que en algún lado escribí que el blog tenía “de todo un poco”; es por eso  que la mayoría de las entradas empiezan “De tal cosa y tal otra”.
Me acuerdo de que lo tipee (sé que era mejor escribir “recuerdo haberlo tipeado” pero quiero resaltar la idea) pero es verdad, estoy segura de haberlo hecho.

¿Cuántas veces por no caer en dequeísmo caemos en queísmo?
Si venimos apurados no suena mal el "es hora que”, “me di cuenta que”,  etc, etc. Además, el ojo/oído está (mal) acostumbrado a aceptarlo y no falta quien te mira raro cuando lo aplicás  correctamente.

Venía a escribir sobre otra cosa pero esto me pareció más atinado, estoy leyendo un libro en el que encontré más de un queísmo.

Un truco para saber si corresponde el que o el  de que es pasar la oración al interrogativo. 
¿De qué me alegro?
Me alegro de eso.

Por cierto, me alegro de que siguieran mi consejo y descargaran Si te vieras - La historia de Lucía.

También me alegraría si le dieran una chance a Contá conmigo - La historia de Belén.